miércoles, 4 de febrero de 2015

TRUCOS DE COCINA CON SAL COSTA

TRUCOS DE COCINA CON SAL COSTA

SAL COSTA

Hace unos meses participe en una prueba de sal gorda costa para horno, al entrar en su página vi algunos consejos y he decidido ponerlos. La web está muy bien puedes encontrar otros muchos consejos para la limpieza y unas cuantas recetas de cocina.

VERDURAS Y FRUTAS

Para limpiar la ensalada y las verduras de insectos o pequeños caracoles, coloca la ensalada en agua templada y con sal.


Pon sal en las verduras después de cocinarlas, así conservarán más el color verde.
Los ajos serán más fáciles de cortar si les añades un poquito de sal previamente.

Para evitar que cojan un color marrón, coloca las manzanas, las peras y las patatas en agua fría ligeramente salada una vez peladas.
Si lavas las espinacas en agua salada, no serán necesarios más lavados




Cebollas fritas: para conseguir un sabor dulce y acaramelado, dora las cebollas a fuego lento con mantequilla y un poco de sal.

Elimina el exceso de sal en las verduras vertiendo encima agua hirviendo.
Elimina el exceso de sal en el puré de patatas mezclando la patata hervida con leche.

Si lavas las espinacas en agua salada, no serán necesarios más lavados

A la hora de cocinar berenjenas, córtalas en rodajas, espolvoréalas con sal por ambos lados y déjalas reposar durante 30 minutos. Dales la vuelta una vez para eliminar los jugos.

Procura tener siempre un paquete de sal de repuesto en la despensa, ya que sin duda, es el condimento por excelencia. Además, actúa como conservante, sirve para extraer los jugos amargos de verduras tales como la berenjena y el pepino, y para endurecer las verduras conservadas en vinagre

CARNE,PESCADOS, HUEVOS



Para evitar que el aceite salpique mientras fríes carne, pon unos granos de sal en la sartén antes de añadir el aceite.
Después de freír pescado, añade una cucharada de sal en la sartén y después llénala de agua. Después de 30 minutos retira el agua y verás cómo limpias la sartén con más facilidad.

Los huevos duros se pelarán más fácilmente si los cueces en agua salada.
Puedes comprobar la frescura de los huevos colocándolos en agua con sal. Un huevo fresco se hunde; por el contrario, un huevo pasado flotará.
A las menudencias o asaduras, añádeles un poco de sal para evitar que se endurezcan.
Para realzar el sabor de las aves, rocíalas con sal por dentro y fuera antes de asarlas.



Sala bien el agua en que se vayan a cocer los huevos. Si la cáscara tiene alguna grieta, la sal acelerará la coagulación de la clara, y así no se desparramará.

Un poco de sal fina en los dedos cuando estás lavando carne o pescado, impide que la pieza se te resbale de las manos.
¿Cuándo añadir la sal? Añade sal a las sopas y estofados al principio de la cocción para realzar su sabor. A la carne asada, añádele la sal hacia el final.
Elimina el exceso de sal en sopas y estofados añadiendo patata cruda a la sopa o al estofado y, cuando esté hervida, retírala. También puedes cocinar otro estofado sin sal y añadirlo al anterior.


Para freír hamburguesas sin aceite, espolvorea con sal la sartén en lugar de usar aceite. La carne se freirá en su propio jugo sin pegarse a la sartén.

Si preparas algún plato con pescado crudo, verás cómo cobra brillo si lo espolvoreas con un poco de sal fina.

DULCES
Para que la clara de huevo monte antes y se sostenga mejor, añádele una pizca de sal cuando la empieces a batir.
Para abrir las nueces enteras: déjalas en remojo en agua salada durante toda la noche. Se abrirán fácilmente y la carne se quedará entera
Una pizca de sal en los pasteles realzará su sabor.

OTROS



Si pones un poco de sal en los tarros de mostaza evitarás los grumos duros.
Para hacer una sabrosa vinagreta, es conveniente deshacer bien la sal en el vinagre antes de añadir el aceite.
Si prepararas la leche en polvo disuelta en agua con un pellizco de sal, tendrá más sabor a leche fresca.
Prepara tu propia sal aromatizada: Sólo tienes que moler o triturar la sal gorda y mezclarla con pimienta, nuez moscada, tomillo… ¡A tu gusto!


Los olores fuertes se quedan en las manos después de haber guisado, pero se quitan con facilidad si te frotas las manos con sal por dentro y por fuera, lavándotelas luego con jabón y agua corriente.
Para eliminar el olor de cebolla, ajo o pescado de las manos, frótate los dedos con sal impregnada de vinagre.
Aceite en llamas: si no tienes una manta de cocina, ahoga las llamas echándoles sal. Nunca eches agua sobre el aceite en llamas.
conlaneveravacia.blogspot.com
conlaneveravacia@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada